Buen humor ?

 
Hoy cuando me levanté me dispuse todavia entre sábanas y sueños a tomar una taza de café antes de llevar a cabo los quehaceres que conlleva el hecho de que mi papá esté de viaje. Cuando tengo que hacer todas las cosas que él hace entonces me doy cuenta de que realmente hace cosas en la casa y no solo me regaña y refunfuña cuando está aqui.
 
Sacar al perro temprano a que haga uso de los orificios que dios dispuso en su cuerpo.. y hacer esas cosas fútiles, luego otra taza de café y antes de salir otra taza de café; ya en la calle el dia se volvió bonito. Iba escuchando música con los audífonos, percibiendo en los coches, las personas, el viento un ritmo que con la música parecía una danza. Y me puse a pensar mientras sorteaba el tráfico en las avenidas, como hay días que todo me parece horripilante, mis vecinos cuando los encuentro murmurando allá abajo de sus tonterías, la gente maleducada, la que no sabe manejar y causa problemas y los hombres que les gritan cosas a las mujeres en la calle… eso es en escencia lo que más me molesta al empezar el día, luego cuando alcanzo a Diego en su facultad, yo con mi cansancio de la escuela y el tedio de tener que irme a bailar después, como que cualquier cosa que diga o haga me hace estallar y enojarme.
Pero así somos las mujeres, hay dias en que ni yo misma me soporto, me dan ganas de esconderme de mi y de todos los que me conocen.
A veces los problemas no son tan grandes como uno cree, es el estrés cotidiano el que nos cambia la perspectiva, y ya pensamos que con una diferencia diminuta se puede acabar una relación.
 
Por eso amigas mías, les digo que la meditación es milagrosa, nos hace dejar de pensar tonterias, y concentrarnos en lo que realmente vale la pena, cuando empecé a meditar empecé a ver las cosas de otra forma. Dejé de sufrir por ideas que me asaltaban sin que yo quisiera pensar en ellas. No sé, hoy no escribo de nada en especial, supongo que para quien me lea debo resultar muy aburrida, como cuando los muchachos veían mis cuadernos de la secundaria llenos de cosas que escribía y me decían;  me das mucha flojera.
Creo que hasta yo me doy flojera, para muchos estudiar historia o literatura parece aburrido, pero a mi me gusta muuucho, todas esas cosas plasmadas en los libros tan llenas de significado y matices y sentimientos.
Cuando iba en el sexto año de primaria tenia un maestro genial. Nos ponía a cantar y a leer cosas interesantes y tocaba la guitarra, se llamaba Máximo Sanchez, nos hacía escribir paráfrasis de muchas cosas, casi todos los dias, y ahi empezó mi amor por escribir, el fue una inspiración muy importante, yo escribía las misma tonterías que ahora, de la misma forma, pero a él le parecían muy bonitas.
 
Creo que Beatriz, mi maestra de danza ha sido una de esas maestras muy importantes, cuando la conocí yo estaba metida en muchos líos, era un manojo de sentimientos desordenados y estaba viviendo las consecuencias de mis actos, consecuencias muy tristes. Esas cuestiones con el tiempo se resolvieron, y Beatriz, no sé si lo sepa pero fue un elemento desicivo para mi mejoría, me hizo darme cuenta de muchos errores, de actitudes negativas, y tantas cosas desde un salón de danza, la danza por eso digo, que es como la vida, hay que bailar con conciencia de lo que se es, con verdad, sin máscaras, con lo que se tiene, y hay que hacer siempre un gran esfuerzo.
Yo no soy una buena bailarina, solo me gusta bailar y ya, me cuesta mucho concentrarme y siempre estoy viendo al de enfrente para copiarle los pasos, muchas veces bailo sin sentimiento, hago las cosas a medias, no sé, como que sigo estando muy contenida, escondida en mi propio cuerpo.
Pero la danza me salva de la ansiedad y el estrés y las mentiras de la vida que el ser humano pretende vivir así como vive la vida.
En clase de danza empecé a luchar con mi egocentrismo, qué dificil es ! parece que cada dia tengo que luchar conmigo misma, que si no hago el suficiente esfuerzo, que si las diagonales me salen como robot, que si no me salen los saltos, y eso que antes era mucho más torpe que ahora. Hoy hojeaba un libro de danza y pensaba que mi danza se inspira mucho en la forma más que en el contenido, mi contenido coreográfico viene después de la concepción en mi mente de la forma plástica, de las posibilidades del cuerpo. Y eso, según Dresler, Malevich, Kandinsky es una mentira. Aún así.. tampoco soy una artista, solo bailo por el placer de hacerlo.
 
Y sigo haciendo las cosas sólo por placer!!!!  que fastidio! nunca voy a cambiar
Anuncios

Have you been there?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s