Por dónde empezar

 

 
 
Son demasiadas cosas. He sacado del clóset toda la ropa que dejaba aqui. Una me la llevo otra se va. Los libros se quedan, imposible llevarlos ahora, la cama, el escritorio, las repisas, las pinturas, todo se queda. Aún así he notado que tengo muchísimas cosas que he guardado como simples depositarias de recuerdos.
 
Dibujos antiguos, pinturas de mi abuelo, decenas de cuadernos y libretas de adolescente, post-adolescente y "adulta", disfraces y ropa de teatro que nunca volveré a usar, pulseritas de hilo de la época de prepa. Fotografías pretenciosas que he tomado, hadas de porcelana, objetitos raros que no sirven para nada, acumuladores de polvo. Las carpetas que contienen legajos gigantescos de poemas baratos que una vez escribí, de cartas astrales que una vez estudié, programas de mano de coreografías, diplomas, fotocopias de la escuela, folders llenos de partituras que apenas si aprendí a leer. Uy y cartas de amor ya caducas.
 

 

Las plantas que pinté en la pared, encima del color blanco con que cubrí el color anranajado, con el que cubrí el blanco que cubrió el azul profundo. Bajo esas cuatro paredes pasaron muchas cosas. En la prepa, cuando el cuarto era azul y mucho más oscuro, me pasaba las noches pintando y escribiendo mientras oía radioeducación. Todo era lastimosamente intenso e importante. Luego todo siguió siendo intenso y lastimoso, pero por que me di cuenta de que no era importante sinembargo todo me seguía siendo sumamente trascendente.

Mi gusto musical desde los 16 años ha pasado por una ferviente fe en la trova cubana y lationamericana -que exluyó siempre rotundamente a Fernando Delgadillo con orgullo-, una constante admiración por la música "culta", y un desordenado interés por pop español, cancioncitas hippies inglesas y folcklore europeo, con canciones de mujeres que hablan en idiomas raros de amores y sudores. Fiddle irlandés, chanson francaise, Arvo Pärt, y una serie ecléctica. Me choca hablar de música. como sea en esas cuatro paredes se han oído millones de canciones y piezas musicales. Nunca he probado las drogas, pero ahi adentro he viajado más con la mente que en cualquier otra parte. Sólo necesitaba música o un libro. O una hoja de papel.

 

Pues bien he aqui la realidad: Estoy super vieja, a los 24 años sigo viviendo con mi familia y me siguen manteniendo. En México es costubre común dejar la casa familiar cuando casas o te juntas con alguien. Pero qué más dá. A mi las costumbres mexicanas me tienen hasta el gorro. Crecí en una familia ( aunque suigeneris ) muy conservadora, y con mi carácter eso me ha causado problemas cada día. Nunca voy a ser la mujercita pulcra y educada, estudiosa, ordenada que todos esperan. No terminaré una carrera universitaria a la edad que hace la mayoría, no me casaré ni esperaré a que un tipo ponga la mitad del dinero para pagar juntos una vivienda. ni em voy a esperar a tener todas las "armas" propuestas por el sistema para salirme y ver la vida tal y como es. Ya no desde la perspectiva de una "estudiante" de clase media que sólo necesita estirar la mano para irse a comprar un libro ( o que se enoja si sus padres no le pagan un coche, una compu, y un departamento porquesinomedaunataqueynohablomamieh ). ¿De dónde voy a sacar verdades que decir en un texto? Para qué quiero hacer una genial historia, si a los cincuenta allá afuera seguiré viendo niños muriéndose de hambre, personas muertas ambulantes, con una enciclopedia mental lista para usarse, sin ninguna historia de vida que contarme a mi misma. Me azoto, ya sé, pero así las cosas. Ya tengo listo el equipaje.

Anuncios

Have you been there?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s