Moving on

 
 
Heme aqui; delante del documento de word viendo como se me dispersa la poca inspiración con que amanecí hoy. Tengo recuerdos que podría describir, no sé para qué. Cosas que decirle a buenos amigos, sobre todo eso.
Estoy preocupada pero aunque suene idealista, no pierdo la fe. Incluso con todo lo que pasa allá fuera;
 
Algunos de mis amigos están preocupados, la mayoría tenaz y audaz y mordaz no. Así que los audaces por no llamarles inconscientes salen a las calles. Igual yo he seguido con las sesiones de fotos en la calle. Igual voy a ver películas a casa de amigos.. Llevo como 48 horas ahora sí sin salir.
 
Aqui en Mixcoac se repira un aire seco y contaminado. Cuando digo Mixcoac me acuerdo de que Octavio Paz llegó a vivir en estos rumbos y su casa que está qui cerca era para mi cuando era niña una imagen de inteligencia y según yo profundidad que siempre me avasallaban. El barrio de Mixcoac es como el nido en el que crecí con el ceño fruncido, andando en bici de niña, soñando en el parque Augusto Rodin y bailando ballet en la casa de la cultura Juan Rulfo. Muchos pintores locos amigos de mis papás viven cerca. Se reúnen en el parque hundido todos los días para respirar "aire puro", hacen tertulias de tango, de choripan y chimichurri. Los hijos de esos padres perdidos en la vacuidad nombrada de la ciudad nos vemos de vez en cuando para echarnos miradas cómplices que se leen: sí, mi papá sigue con ese discurso, ó; sí cuando toma brandy dice esas cosas. Parece que estamos resignados. No sé a qué. A todo ha de ser. Justo de eso hablaba hoy con Valeria.
 
Hace como un año empezó una crisis que me llevó a viajar y a volverme medio gitana. Muchos de mis amigos saben de eso. Llegar a u lugar lejos de casa, querer re comenzar, encontrar personas nuevas, lenguas nuevas, costumbres. Justo hace un año dje; Isa o cambias o cambias. O te mueres, y nada en unas semanas no iba a notarse nada de modificación en mis hábitos ni en mi manera de pensar. Un mes e igual, dos y lo mismo, me corté todo el cabello, seguía repitiendo los mismos patrones pero disfrazados de otras cosas y otras religiones y parejas. Como si la identidad viviera en los documentos y el cuerpo y las relaciones. Y nada, imagínense que un día te quitas toda la ropa y te paras en un campo abierto de noche sin luz de luna y te piensas debajo de las estrellas; y no encuentras palabras ni recuerdos, sólo el viento y tu respiración.  Ahi delante de nadie, eres nada. No se detiene el universo a observarte. O sí? Así que se te pierde el nombre y la historia.
 
Volví al momento donde una maestra me dijo una vez que el vacío, que el vacío que los huecos. Lloré muchas noches a causa de despertar con una sensación de vacío, vacío de cama, de rutina, razones. Y entonces ahi, en ese día de vacío apareció una de mis yos, o una que no había llegado al cuerpo y quise empezar a re-escribirlo todo. Como si fuera un lienzo en blanco, una hoja de papel un espacio de silencio, una duela vacía. Entonces pensé a ver Isadora, quién ha venido a quitarte un brazo? o la lengua o los dedos o tus memorias, o todo lo que falta por escribir. Me acordé de cuando era niña y pensé que como sis e tratara de un castillo, aunque una guerra viniera y lo devastara, y lo invadiera algo de él iba a resistir siempre y a quedar intacto. La parte secreta de la construcción, el hilo interno, la habitación a la que nadie entra en el fondo, en lo más alto. La que se multiplica en todas partes. Hay algo en la identidad que se preserva. La no identidad quizá.  Así puedes asirte de algo que no existe y por lo tanto nadie y nada podría quitarte. Sí, golpéense contra los muros de la paradoja. Duele.
 
En fin, luego de eso y ver enfrente el color blanco empecé poco a poco a encontrar más personas con otros procesos distintos y parecidos al mío. Como si todos los que me acompañaron una vez se estuvieran muriendo paulatinamente, se transforman y se adelantan y nos alcanzamos. A veces coincidimos. Éstas semanas estuve como en un punto de la espiral donde pude visitar la ruta pasada. Esto es;
 
Hace exactamente un año quise cambiar muchas cosas a mi alrededor, una falsa filosofía me decía; claro tienes que cambiar tu misma. Y entonces a mi alrededor el mundo empezó a cambiar a las malas. Osea; a golpes cambias Isadora, te golpeas los defectos y la culpa. Y sufres y después del calvario vendrá la mejor vida.
en efecto fue así pero mucho mucho tiempo después de lo que yo esperaba. Un terremoto me hizo destruir todo. Luego aparecieron falsos indicios de renuncia. Falsas imagenes delante de las personas, máscaras, monstruos propios, monstruos ajenos. Era como vivir los días en un salón de espejos que deformaban los rostros y las cosas. Y todo era confuso. Sobre todo por que siempre había querido encontrar la razón primera y última de las cosas y mi carácter estaba en un limbo entre la causa y la consecuencia. 
 
Luego me quise morir. Siempre he sido azotada, quería ser sincera con todo el mundo menos conmigo misma. Valiosa delante de los demás, buena hija buena estudiante, buena mujer ordenada y responsable. Apegarme a una estructura ajena. Me fui de viaje y encontré una fuente de historias, muchas, y apareció mi voz, ésta.
 
Algunos de mis compañeros pasan ahora por difíciles procesos. Es la edad dirían muchos. La media en los veintes, la crisis de la profesión bla bla… Pero yo veo en todos una especie de lenguaje común que va cobrando fuerza. Me da gusto verlos crecer. Es dificil cuando sé cuánto llanto cuesta, y tropiezos y errores.
Me hecho una declarada amante del error, la locura y la fiereza y el valor que se necesitan para vivir así. Claro, es difícil apegarse a los moldes establecidos, y seguir fórmulas y tener fe en ellas. Después de todo es cuetión de fe en nuestros objetivos y cada quien elige el propio.
 
Yo aplaudo la ruptura y el coraje que viven en la lucha de no seguir un patrón, por la razón que sea, y tener la fuerza y el ingenio para crearse el de uno mismo. ¿ A quién y por qué le damos el poder de juzgar si nuestros actos son positivos y productivos o no? Positivos en qué sentido? Productores de qué?
Quién se alienta de ése logro y en qué se transforma? Qué representa para nuestros seres queridos? Dónde vive la sinceridad ?
 
Es un caos el mundo interno, ni mis juicios son los únicos que existen, ni tienen que ser válidos.
 
 
 
Les cuento que ésta ciudad parece colapsarse. Pero no quiero ser muy entusiasta y decir que la crisis nos va a sacudir profundamente. Me dirán; no es igual, el mundo real es muy complejo… la economía, el aspecto social.. el punto de vista de los especialistas…
 
A mi me parece que debajo de ésta simpática Influenza, debajo de los no sé cuántos muertos y sus cifras poéticas habita el verdadero motor de este disparate que es no deber salir de casa y usar un tapabocas en el metro. Surrealista sí, ya sabíamos, es la ciudad de México.
El impacto económico que tendrá el detener parcialmente una ciudad como ésta se va a notar en unos cuantos días, no es sólo el hecho de que la semana pasada haya habido una reforma de justicia y que hayan decidido quitar las humanidades del sistema educativo, la bolsa de valores ya se cayó y se vislumbra apenas lo que yo creo que va a ser otra de las bromas ridículas en las acciones que toma nuestro gobierno. El seguimiento en los medios de la situación es absurdo. Todos hemos oído diferentes cifras y acciones a tomar. Cerrar carreteras, aeropuertos, ir desesperadamente a comprar provisiones en una rebatinga de víveres en los supermercados atascados de gente asustada.
 
Ayer en la mañana igual me estaba asustando. Para variar tembló. Mis seres queridos tienen miedo, suficiente es tener que soportar estar casi obligados a formar parte de una sociedad donde un niño desnutrido y un indígena desnudo bailando en una avenida son cuadros cotidianos. La compasión se va volviendo una de más palabra que dejamos de usar. Signo de debilidad, señal de que preferimos hacer caso y verter nuestra misericordia en otros en lugar de mirarnos a nosotros mismos. Ahí enfrente la vida es injusta, sumamente sórdida y nuestros objetivos deben atenerse a satisfacer nuestras necesidades individuales. Ser autosuficientes, ser amados, tener estudios, trabajo, ser ALGUIEN, ganarse y retribuir al estado lo que invirtió en nuestra educación tantos años. La productividad y su éxito se ponen en riesgo y quien tiembla primero eres tú mínimo individuo. La cifra que da vida a la centena, la prescindible. Al gobierno le asusta que te mueras si formas parte del sector productivo, si no, ahi tienes a los indígenas, ancianos, mujeres…
 
Me viene a la mente la frase manipulación de masas. No me gustan las muertes pero sé que debajo de ésto, ( tengo fe ) en que una crisis vendrá a zarandear a la gente. Sigo teniendo la misma convicción y certeza que tenía de niña de que el mundo puede cambiar y quisiera vivir para verlo o verlo para vivir.
 
Siempre nos dicen que para cambiar el exterior hay que transformarnos a nosotros mismos. Veo en mi entorno una vorágine, con aires de dramatismo e histeria femeninos, fatalista, milenarista casi sin aceptarlo. Veo cómo las personas en efecto cambian y se sacuden de sí mismos las más pesadas máscaras. Las pretenciones, la idea misma de ser felices para ir en pos de un mundo que no es perfecto, pero es nuestro. Está lleno de altibajos, borrones, tachaduras, superficies rugosas. Penas, tonterías, ocio. Vivan el error. La locura.
 
 
Los antiguos bereberes decían que los oasis nacen sólo si el desierto es valiente y se sumerge en la demencia.
 
sonrío a Vale, a Ala, a Luis, Diego R, Diego U, Gaby R., Gabriela, Guillaume, Quetza, Sivare, Alejandro M, Lucien M., Dago, Florence, Alex, Maria Antonieta, Mharia V., Andrés, Karina, Irinea, Beatriz, enrique, Toño P., David P. ,Chellet, Luz, Esteban, Georgia, Andrew, Moi, Moisés, Nathalie, Tonatzin, Fernanda, Alejandra V. Pablo V., Aurelio, Javi, Anna Owens, Anna Lin, Marion Steffen, Ximena, Ingrid, Ethel, Sari, alberto…. y tantos…
 
 
 
En unos días me mudo finalmente y plantaré muchas plantas
 
 
 
 
 
Anuncios

Un comentario en “Moving on

Have you been there?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s