secreto

Me tardo como una semana en concretar una simple imagen para un poema o una pintura. La veo como mezcla de símbolos que se me aparecen. Luego ya está bien hecha en mi imaginación. Casi tiene colores y palabras. El poema-pintura se gesta en el silencio, y en el blanco de mis papeles. Lo miro ausente, en el borde, antes de caer al mundo, helo aquí, en mis manos. Me tardo una semana en concretar una pintura o un poema. Escucho cómo sus texturas chocan con el aire conforme se conforma cuerpo. Así, en el vientre de lo no dicho vivo mi obra: infinita, lúcida, certera. Como un ave que conoce su nombre, y lo silba en los cielos, como aquél que conoce los destinos de principio a fin.
Anuncios

Have you been there?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s