Verter

Vertí la leche dentro del vaso. Parsimoniosamente alcé la taza, lo negro de mi te se iba esfumando, difuminado  lo oscuro de mi mente, lo profundo del negro de sus ojos, el aroma a té negro emancipado ya  de ese  recuerdo de los dias y las noches, y la palabra misma, te, sobre sus labios.
Todo se ha ido con la nube.
 
 
Anuncios

Have you been there?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s