¿presente?

Apenas si ha podido escribir hoy. Poesía. Parece que no puede ser ella. Que si las palabras y la voz no afrontan ese punto, donde saben que deben, y sin embargo no logran rebelarse, no se puede SER. No se rompieron a si mismas el alma las palabras; nada se ha construido. No ha roto la impostura de vivir, escribiéndose. Lo único que le consuela y la mantiene es esa certeza de que el hechizo de su nacimiento-involuntario, queda roto si cuenta su propia historia. Pero no fue así hoy. Demasiadas voces, labios, poesía que se instala en el puerto, donde se había sentado desde hace tanto tiempo, y esperando se había vuelto gaviota. Esa canción del mar se ha convertido en noche, oscura, profunda que promete un día y que por lo tanto prolonga esa espera nocturna, musical, casi impaciente.
Dormirá en el muelle con los ojos abiertos, no hubo voces ordenadas en su garganta, no hubo tinta de arrecife que diera frutos, no hubo nada.
Pero amanece siempre y esta noche, se acuesta con la promesa que le susurran las olas del mar. 
Lleno de tantos peces de colores. 
Anuncios

Have you been there?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s