Kelbi

Tengo un corazón. Grande, o pequeño, pero a veces parece que el mundo anida ahí adentro.
Aquí los segundos se convierten en horas que se vuelven noches enteras en sus brazos.
Las mañanas revuelven un mar blanco de sábanas, nadamos
hasta que no me queda nada de locura, porque he perdido todas las palabras
en mi cardúmen, beso
en ésta noche húmeda en que tocan mis labios el borde de la taza
y bebo un líquido, infusión de una miel imposible que no toca
ni roza la palabra.
Tengo un corazón que canta con la lluvia
y duerme en las más tibias mañanas
mientras me abrazas.
Y todo el mundo cabe en este pecho
en éstas alas.
Anuncios

Un comentario en “Kelbi

  1. En esta voz, este "tono"fucsia o rosado de sol entrando por la ventana en invierno que abraza y dice vamos, y sonríe siempreen este amor de plantas verdes y flores bendecidas por la lluvia,en una fe ciega en todo lo que puede nacer y crecer en este mundo,me acuerdo de e.e. cummings y el poema más bello: Nobody,not even the rain, has such small hands.

Have you been there?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s