Ay, qué mal me caigo

Pues no, no se me da esto de no ser clavada. O sí, pero creo que simplemente nunca lograré ser “cool” ni “relax”. Quizá sea un buen momento para replantearme si quiero pasarme el resto de mis años veinte sumergida en ésta densidad, por no decir pesadez, por no decir vida interna de hígado.

Ya me harté de tanto sublimar, ya, ¿cual es el problema de la vida normal común y corriente?  sí soy narcisista egocéntrica y me creo muy rarita e importante, pero en realidad mi vida no tiene nada de extraordinario. Por ejemplo hoy, que tengo cólicos del infierno sólo he estado echada leyendo y viendo cosas en internet, desde los articulitos bonitos de feministas.org hasta las fotos de awkwardfamilyphotos.com, pasando por los periódicos de hoy martes y el facebook, los blogs de moda de calle que descubrí ( claro como no tengo tele y no voy a tiendas no tengo idea de qué se estila en estas cosas de los ropajes y me emocionan mucho las personas que se esmeran en su ropita) jugué con mi perro desde el sillón e una ya conocida escena de ser moderno solitario y deprimente, por moderno y por solitario, ya me harté de que mi novio no esté en la ciudad, (estoy muy enamorada con los huesos y las tripas o como se diga.)

Pero bueno, ayer fui al centro a buscar unos lentes. Ya llevaba como media vida detrás del mismo armazón y era necesario renovarse o morir, o renovarse y seguir como antes, ¿?a petición de todos los seres que me aman y se preocuparon porque mi estilo diera un giro refrescante, hoy; he estrenado armazón. y pues no, tampoco así mi vida es  emocionante estos días.

Encontré una tienda en mero 5 de mayo y casi eje central llamada “El semillero” donde adivinen, sí, venden semillas y estaba bien bonita la tienda aunque no compré nada porque pues nos e me ocurrió qué sembrar exactamente y había demasiado de dónde escoger y soy libra y esas cosas de elegir uno entre mil me ponen nerviosa. Pero tengo muchas ganas de sembrar cosas y verlas crecer, ah ternurita.

Y bueno pasando a otras cosas estoy oyendo esto;

Pero en fin, nuevo tema objeto de ser fijación y euforia, y es que ser vegetariana no es tan dificil. Y además ya me quedan todos mis viejos pantalones, ( que bueno ya ni me gustan por acampanados ) pero eso significa que algo muy feito me estaba pasando con la carne, que ahora no tolero ni por error,  ( aunque si me invitan a comer no voy a ser grosera y a despreciar un plato con carne sólo por berrinche no? ). El cómo creo que no es tan complicado. Vi un documental el verano pasado ( ahora ya saben lo que hice el verano pasado uuh asústame panteón ) y yo no sabía cómo trataban a los animales en los mataderos. En serio no sabía, si hubiera sabido no habría comido carne estos años. No sabía de la falta de anestésicos, la tortura, el descuido, la falta de respeto hacia la vidas de esos seres de los cuales nos sobre alimentamos. ¿Ven? ya me puse densa, bue… pues no sabia de eso, de que al cortar los filetes el animal todavía siente! y eso, sencillamente no entra en mi construcción moral de lo que es bueno y malo y de aquello en lo que yo quiero participar o no, formar parte o no. Ojalá un día pueda hacer algo más que dejar de comer carne y bajar convenientemente de peso, seguramete en algún momento algo surgirá. Mientras tanto me sabe amarga la carne y se me retuerce la panza de pensar cómo somos capaces de ser tan pinche ojetes con los pobres animales.

Así que he descubierto lo rica que es la soya, hecha chorizo, carne molida, leche…

lo malo es que creo que los campos de soya también joden mucho al suelo y por ende al medio ambiente pero bueno ya veré

Y ahora como más cosas de éstas;

Que son muy buenas para muchas cosas y son sabrosas. Y son capaces de convertirse en éste pecado capital;

Pecado sobre todo si se está menstruando y sólo se quiere compensar la tristeza y el desamparo superficial con unas cucharadas de mantequilla de chocolate y avellana, porque se extraña mucho al novio y bla bla ya se me fue la inspiración de éste post. coman cosas ricas y saludables…y no sean densos wannabe-cools como yo.

Ah y miren mis lentes nuevos

Son mucho más grandes que los viejos y más como fashion aunque me siento  abuelo ochentero. Me los pondría pero me caga mi cara de periodo pálida.

Anuncios

Un comentario en “Ay, qué mal me caigo

  1. nose que edad tienes , ni de donde eres o vives, pero nunca avia leido una narracion que no solo criticara al narrador sino a los sucesos que le pasavan. te digo que me entretenio leer cada parrafo ojala la gente pudiera hablar desahogarse con un simple desconocido sin tener que sentir que sera jusgado o criticado. la gente como tu, que piensan que sus vidas monotonas,aburridas,deprimentes o asfixiantes son malas , pero no se dan cuenta que en cada movimiento cada suceso o evento es una aventura para ser contada desde los ojos de un expectador. Viveeeeeee!!

Have you been there?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s