Construir los días y las noches/ espirales

comida veggie

Siempre hablo de una post depresión. Hace poco hablaba con un ex novio, con el que llegué a pensar que jamás en la existencia iba a volver a hablar; not. Le dije que una de las mejores cosas que me sucedió en la vida fue deprimirme. Después de eso, hubo la gran revelación; el encuentro con todos esos paradigmas rotos que no sirven, hallar detrás de todas las promesas del mundo adulto, promesas basura, es sumamente liberador, y adentro de esa libertad, o más bien, encima, alrededor, volando sobre el campo gigantesco que es la libertad está la felicidad. Oh sí.

Sí, me cuesta creerlo pero es así. Tuve una depresión, pero también quiero empezar a hablar de la transformación. Es importante para mi pensarme así, un día estando triste y mirándome al espejo con lágrimas en los ojos y sintiendo lástima y asco por mí misma ( ya saben que soy una dramática ) me dije; “Tienes que transformarte”. Así que me corté el pelo, ya he hablado de esto. Me prometí “volverme diferente” “dar lo mejor de mí” y todas esas cosas que suenan a comercial publicitario de Nike. Pensé que mi mejoría consistiría en lograr finalmente encajar en todos los lugares en los que nunca había logrado encajar por ser una “rebelde tibia” una “mala estudiante” una “floja”. Intenté durante dos años ser eso que “debía ser”. Y no pude, y cuando ví que no iba a ser la mejor estudiante, la hija ordenada, la novia tranquila y obediente, la amiga correcta y la ciudadana disciplinada estuve triste una semana.

Luego me olvidé de todo eso y de repente la tristeza se había esfumado.

Toda mi vida fui criticada en las escuelas, en los círculos de personas. En la familia, parecía que era la presencia incómoda que piensa diferente y discute y siempre dice lo que piensa. Hasta llegué a pensar que era una persona con “problemas de atención” y que quizá un poco de psiquiatría y orden iban a solucionar mis problemas; a la chingada con los psiquiatras!!!!!! NO!!!!!!! cuanto más traté de ordenar mi vida menos creativa podía ser. Algo nunca lograba conciliarse entre mi corazón que me decía unas cosas, y la sociedad que me decía todo lo contrario.

Entre más trataba de “moldearme” menos arte hacía y menos alegre me sentía. Yo misma me sentía una promesa falsa. ¿En qué consiste ésta aparente rebeldía y este “ser yo misma” ? Creo que es sencillo, es sólo pensar.

¿Cuantas veces cuestionamos el mundo que nos rodea? ¿Por qué obedecemos, si no es por miedo ? Obedecemos porque pensamos que si no somos buenos, nadie nos querrá. Y esto suena un poco duro; realmente no siempre importa que un cierto tipo de personas todas parecidas entre ellas, obedientes y correctas, nos quieran. A mi me pasó que si no me sentía bien con un grupo de personas simplemente no me integraba. Realmente nunca me interesó alcoholizarme, gritar, escuchar rock, pensar en ropita, un trabajito para poder comprarme unas cositas y una carrera “porque debes tener una carrera”. En serio, hay cosas que nunca entendí, las drogas, pensar que como soy adolescente tengo derecho a  cuestionar pero no cuestiono los moldes a los que me integro; ser punk y comprarse cosas, ¿¿¿PUNK y comprarse ropa bonita para verse guapos??? Realmente podemos ser contradictorios cierto?

Ahora para ser sincera, me da miedo verme al espejo. Aunque creo que me siento enamorada de mi, de mi cuerpo y mi cabello que vuelven a crecer y a decir cosas, me gusta quien está en el reflejo, y el miedo viene de haber visto como querer transformarse nos hace ser quienes ni siquiera imaginamos que íbamos a ser. No tengo idea de a dónde voy a llegar cuestionando todo, entre más cuestiono más entiendo el mundo, y me entiendo mejor, y me siento más viva.

Solía ser, jeje, una chica que quería escribir bien, crear un poquito de arte no hacer mucho ruido. Ahora quiero cambiar todo, ayudar a otros, gritar cosas, me interesa la política, la ecología, la economía, el arte, perspectivas de género, ecotecnias, la sociología, el mundo interno y el espíritu humano, bailar con el alma, conversar con el corazón… ser congruente.

Y cuando pienso en la congruencia llega el mayor miedo entre todos los miedos; tengo muchas cosas que cambiar, muchas pequeñas cosas que seguirán transformándose, hubo un viaje de afuera hacia adentro, buscando una verdad en mis entrañas, y ahora viene el viaje de regreso; sacar al mundo lo que aprendí.

 

Al mundo no siempre le gusta que digamos lo que pensamos, ni que actuemos con el corazón despierto y encendido. El mundo quiere “concreciones” quiere ser lineal, pero el mundo lineal se está muriendo; se escuchan sus sollozos agonizando en el pecho de quienes tiene miedo de romper las reglas, en sus miradas grises y sus cuerpos adormilados. Otra vida es posible, la linealidad objetiva sabe cómo destruir, sabe crear guerras, defiende su propia visión del mundo y niega las otras. Y mis entrañas no saben de concreciones, ni de linealidades; mis entrañas san cíclicas, respiro, canto, menstrúo un ritmo, ese ritmo es constante y es una canción en concierto con la tierra. Eso la razón lo ignora, nunca entenderá porqué mirar a otro es asomarse a un universo, nunca se va a explicar cómo una noche triste se convierte en un encuentro lleno de estrellas, la razón objetiva tiene sed de poesía, la razón objetiva y estéril huele su propia sangre y siente náuseas. Yo huelo la mía y huelo mis bosques internos, y escucho pájaros que cantan a veces demasiado fuerte, ellos salen en forma de poesía, con sus alitas invisibles y su canción dulce.

Yo no vine a hacer cuentas ni a relatar hechos exactos, no se a qué vine, sólo sé que la tierra húmeda da vida, y que destruir es más fácil que dar a luz, pero jamás será tan poderosa la destrucción como la capacidad de la vida para perpetuarse. Todos tenemos semillas en el corazón, un día llega la lluvia y nacen jardines. ¿Quién necesita la precisión escalpélica? Si están sus ojos ahí, delante mío para mostrar los infinitos, los viajes interiores, la esperanza en el mundo.

 

Estar enamorada de la vida todo el tiempo cambia mucho las cosas. Enamorarse mucho mucho de una sola persona, de un extraño con ojos de cometas también cambia las cosas. Pero encontrar un corazón que habla el mismo idioma eso es…. una sorpresa de esas que traen las transformaciones, una hermosa sorpresa, la tierra me preguntó un día qué quería, se lo dije al oído. Y me escuchó.

Que vivan la rebeldía, el espíritu, la poesía, la desobediencia, la fertilidad !

Anuncios

3 comentarios en “Construir los días y las noches/ espirales

Have you been there?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s