También quiero hablar de los Papalotes

Tengo la mala costumbre de revisar los diarios en internet todos los días. Como si enterarme de lo trágico hiciera una diferencia en eso que pasa.  Sólo me ayuda a estar al tanto de una realidad que no sé si sea como pienso que es. Como ellos dicen. Me deprime.

Ayer me enteré de un caso de abuso por parte de las autoridades hacia un amigo. Golpes, secuestro, abuso, ABUSO, A B U S O. Me deprime más.

Le tengo miedo a la policía, sé porqué el poder es como es, podría explicarlo, podría buscar una frase acertada de Foucault, y gritarla, y repetirla para que el mundo la entienda. Para que se sepa que no somos libres, aunque duela aceptarlo.

Pero algo me dice que no sirve de nada gritar cosas. Señalar culpables, saber con precisión el porqué de lo que pasa, es necesario tener un criterio sí, pero no es una solución. No es una solución dejar que el miedo anide en mí.

Quizá me equivoco pensando que somos capaces de hacer algo ante lo que sucede. Pero no hay alternativa, a muchos les parece bobo lo que digo, a muchos les molesta que “sólo hable” y que quiera pensar que las cosas están bien. Mi optimismo no se nota, pero no es ingenuo. No pienso que el mundo necesite más muestras de destrucción, anarquismos revoltosos y violentos, subversiones de todo tipo, libertades confundidas con libertinajes, arte que se confunde con ego y entretenimiento y distracción.

Cuestionarme cosas me ha hecho abandonar mucho ( quizá poco ). El abandono a veces tiene pinta de fracaso, y para muchos mis abandonos y mis rechazos a ciertas cosas parecen muestras de derrota.

Hoy me siento extraña. Mi corazón sabe algo, y me cuesta escucharlo, veo que viene una ola poderosa, no sé de dónde, pero huelo la sal del agua del mar, huelo el espasmo de la tierra y de la gente. Algunos piensan que como no me drogo, no grito en conciertos, no vivo el sexo de forma efervescente en muchas bocas y muchos cuerpos no vivo la vida, porque me da miedo todo eso. Lo he pensado, y no siento miedo de las drogas, ni de los gritos, ni del sexo.

Sólo que ya conozco un poco esas cosas, y sé que la felicidad no está ahí. Sé que mi búsqueda y mis preguntas, quizá me han traído el abandono de amigos, la antipatía de algunos, piensan que ir eligiendo un camino rechazando esas cosas es señal de debilidad.

Posiblemente lo sea. Yo amo muchas cosas, y quizá es un amor pequeño e insignificante que no hace ruido, pero es suficiente para hacerme ver que la felicidad no está en la aprobación de los otros, ni en grandes cosas, grandes hazañas, ni en muchas camas y diversas e intensas sensaciones cerebrales producidas por químicos externos.

No entiendo para qué fumar mota, cuando bailando y compartiendo la danza y el descubrimiento del cuerpo se encuentran bellísimas sensaciones. Y esas sensaciones no son destructoras, al contrario. Puedo tener orgasmos en el pecho, mirando paisajes como mis padres me enseñaron a mirarlos, nadando con peces de colores, mirando las estrellas, mirando los ojos de las personas que amo tanto que aveces sólo de pensarlos me salen lágrimas de los ojos.El teatro playback me alimenta, las personas me enseñan cosas, hago contacto con la vida y ella me responde.

Tampoco necesito acostarme con muchas personas, el sexo es hermoso como aprendizaje, pero también hay placer en el viento, en caminar un día de sol y cielo azul  en la calle y sentir la sangre apretada en las manos por el calor y el movimiento, en pensar que es rarísimo ser un ser humano…hay placer en la música, en dejarme caer poco a poco en el piso sintiendo mis huesos, sintiendo los órganos, la piel…

Gracias al azar puedo actuar en una sencilla pero profunda y animosa compañía de teatro, puedo pintar, puedo soñar mientras pinto, puedo vivir momentos simples pero intensos, en que encuentro materiales diversos y pinto un cuadro poco a poco en compañía del hombre que amo, y que mientras termino y doy los últimos trazos me abraza, y siento entonces que todo el universo me abraza, y que el mundo me ama, y me regala momentos así, extensamente abiertos, colmados de una pólvora de besos y caricias tiernas, y colores y pinceles que explotan en un instante, pequeño, sencillo, de mi vida. 

El mundo llora, el sistema es injusto, las personas sufren. A mi nadie me mató a un familiar, ni he sido extremadamente pobre, ni han abusado de mí, ni he vivido guerras, una vez me deprimí mucho y ya, por circunstancias comunes, y pasó, pero aprendí que la tristeza a veces sirve para enseñarnos cosas. Y por eso tengo fe en que todo puede mejorar, aunque sea un poco.

Aunque algunos claudiquen, otros me sientan extraña, otros se sientan lejanos, no puedo cambiar mi felicidad sencilla, ni mi satisfacción por las cosas pequeñas por cosas que nunca me llenaron.  No quiero destruir más, ya lo he hecho, es estéril, es sólo un juego de corazones heridos, no quiero divertirme para distraerme, ni vivir grandes emociones de peligro y aventura, quiero sólo vivir, hacer el bien, equivocarme, crear, compartir. Multiplicar lo positivo.

Y pedir disculpas si a veces parezco intolerante.

Y hablar más de las cosas bellas que dan más vida, y que preservan la vida que ya existe. Y de los papalotes, y las flores, y las heridas que siempre pueden sanar.

Esto no es divertido quizá, no es un abismo que atrae y luego chupa la luz, no quiero ser una escritora original y mordaz, no me quiero regodear más en mi mierda, lamento si esto a algunos no les gusta.

No a todos les fascina, tampoco digo que mi modo sea la panacea, es sólo aquello que me hace realmente feliz, no espero aplausos, nunca fui una chica aceptada y no planeo serlo. Solamente estoy buscando, buscando, buscando… a veces hay que rechazar cosas, sobre todo si esos pequeños abandonos representan mayor bienestar, no solamente uno propio.

Anuncios

2 comentarios en “También quiero hablar de los Papalotes

  1. Con palabras como aquéllas se siente el esbozo de una mente que ha trascendido de lo mundano, me llena de esperanza leerte. Hermoso

Have you been there?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s