Ése vehículo

Hace no mucho tiempo, cuando volví de vivir en la selva frente al mar y mi mundo de adentro cambió, una de las conclusiones a las que llegué era que no podía sentir que tenía una identidad, una dirección ni una ideología si  en ellas no podía integrar a mi cuerpo.

Estudiando danza y siendo el monstruo narcisista que siempre he sido, PENSAR mi cuerpo, dentro o fuera del baile, era eso; PENSARLO Y además era pensarlo en función a los otros; a cómo se veía, la danza era una imagen en movimiento, no un movimiento que sintiera de verdad.

Y no, no pensamos el cuerpo y luego existimos. Nuestro cuerpo existe antes que nuestro pensamiento. Después de la escuela de danza hice a un lado el baile por pensarlo -de nuevo pensarlo- algo superficial.

La superficial era yo. Irme al mar, trabajar mi cuerpo ahí todos los días, respirando, respirando respirando, hizo una diferencia en mi manera de entender el mundo. Entendí que mi cuerpo tenía una historia, así como la humanidad tenía la suya, y la vida en la tierra también. Y la vida que yo era, respondía al resto del sistema de vida, a la organicidad, y a los ciclos.

Creo que llevo diciendo que quiero volver a bailar varios años. No sé qué tantos pretextos me puse a mi misma para no hacerlo. ¿Cómo regresar a moverme como antes? ¿podré hacer lo que hace seis años sentía que podía hacer tan fácilmente? Tengo casi 27 años, mi estilo de vida se había venido volviendo sedentario y nunca tuve buena condición física.  He dudado mucho acerca de mis posibilidades. Dudar acerca de las posibilidades, de eso se trata mi reflexión de los últimos días. Hace poco entendí que todos somos una expresión. Suena místico quizá, siento que somos una manifestación, de algo, cuando entendí eso también entendí que nos preocupamos demasiado (yo) no sabemos a dónde ir, qué hacer, dudamos de si podremos hacer o no algo que deseamos, o de si las cosas serán como queremos. La tierra me dijo con mucho cariño ( o así lo sentí) que somos demasiado pequeños para hacer una diferencia en el curso del universo. Y aún así, siendo diminutos, somos tremendamente importantes. Me dijo como dándome una palmada en el hombro;  no luches contra los ciclos de las cosas, de todas formas todo se ajusta a mi, y yo conozco el curso y el misterio. Sentí la lluvia, la humedad de la hierba, el sonido de los árboles y el río, todos en un diálogo continuo. Sentí que todo tiene sentido, y que somos espectadores de un espectáculo gigantesco; un paisaje total, que no disfrutamos porque estamos preocupados siempre por lo que vendrá. Y entonces entendí también que nosotros no vamos hacia el futuro, ni hacia ninguna parte. El futuro viene a nosotros. El mejor lugar para estar, el objetivo de nuestro destino está adentro; el lugar es el propio cuerpo. El momento correcto es el presente. Si somos una impronta, nuestro destino es el momento mismo en que estamos siendo pronunciados.

Gracias al entusiasmo de unos amigos puedo volver a explorar las posibilidades de mi cuerpo, y entonces me doy cuenta de algo; los procesos colectivos no existen aparentemente, pero como en la música, donde todo cobra sentido y se recrea la armonía, en la danza, existe un poderoso proceso colectivo. Y siempre lo supe, pero no es sencillo aprender a verlo.

Trabajamos con varias técnicas, usamos lo que tenemos a la mano. Respetamos el ritmo de aprendizaje de cada uno. Compartimos la sensación, la emoción de intentar una nueva secuencia, las historias personales, y tratamos de bailar con eso; con lo que cada uno intuye que es su verdad. Estoy muy contenta. Y en general, además de que me emociona bailar y compartir el misterio revelador del cuerpo, me emociona que a pesar de todas nuestras diferencias, y la lejanía que parece haber entre los seres humanos, siempre podemos construir puentes para comunicarnos y reconocernos, y entender mejor el mundo.

Dentro de todo el caos que ha sido este año, y en medio de todas mis preguntas y mis crisis urbanas insulsas, siento que vuelvo un poco a un punto del cual me había alejado sin querer. El punto desde el centro, en lo profundo, desde donde traemos cosas al mundo. Crear. Cuando pienso en cómo sería el mundo si todos pudieramos hacer eso que nos hace felices, y pienso en lo complicado que fue para mi hacerlo, me imagino por qué algunos abandonamos nuestros sueños. Tengo éste idea estúpida de pensar que mi cabello largo me representa totalmente. Cuando tenga el cabello largo, habré recorrido un cierto camino. Imagino si seré sabia, más bruja, si podré ayudar a otros dentro de unos años. Pero quizá eso no es tan importante. Siento que estoy yendo hacia algún lugar todo el tiempo, y se siente muy bien sentir que voy entera, avanza mi mente, avanza, aunque da muchos tropiezos, mi corazón, y avanza mi cuerpo, llevándome por el viaje, como un vehículo perfecto.

Y muy cerca de todo esto, están las personas que me inspiran a crear. A veces basta con asomarnos un momentito pequeñito a los ojos de alguien que vive con pasión y actúa en consecuencia, y crea cosas sin miedo a equivocarse. Hoy hizo mucho frío y tuve que atender muchos pendientes, todos de cosas que me emocionan pero que son tantas que me fatigan. Leí libros que tenia esperándome, me estiré. Mi cuerpo se siente vivo y mi respiración se escucha como el océano. Todo esto es pequeño, todas éstas cosas suceden en menos de un metro cúbico (o, ¿cuanto soy?) de cuerpo humano, pero sigo creyendo en una revolución que nazca de las pequeñas cosas. Y que no deje que el espíritu humano se pierda en éste caos, aunque ya sé que eso no va a pasar, y que todo es como tiene que ser, porque mi cuerpo me dice que la tierra le dice que el universo es perfecto.

Hello Kaylee!!, gracias por inspirarme 🙂

Anuncios

5 comentarios en “Ése vehículo

Have you been there?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s