Entre la realidad y las utopías.

Ahora mismo debería estar trabajando, haciendo informes, tablas, etc etc, (siempre había odiado eso hasta que ahora puedo usarlas para algo muy positivo socialmente) pero no, mejor me vengo a dispersar en el blog.

Luego de mi super revelación (insulsa como todas) en que decidí deshacerme de “cosas” osea “objetos” … y entre muchos de esos, pues, mucha ropa, organicé con una amiga el intercambio de ropa.

Fue un éxito.

Me disperso y me disperso preparando infusiones, cuidando plantitas (mi nueva obsesión; las plantas) escribiendo poemas de amor y viajando en los cuernos de la lunita blanca que brilla en el cielo limpio de otoño..

Pero.. sí, el intercambio salió muy bien, aunque la comadre Náhutl tenía razón y no debí mirar la pila de ropa, no debí no debí no debí! acabé agarrando playeritas, camisones y pufff…

Lo que fue muy bonito, fue notar que muchas personas están dispuestas a realizar actividades poco convencionales. El intercambio se llevó a cabo en un día de trabajo-Tekio, que estamos organizando quincenalmente, para compartir saberes acerca de agricultura urbana. Habemos muchos inconformes con el sistema, que hemos llegado al punto de aprender que sólo respetando a la tierra y aprendiendo de ella podemos aspirar a un mejor futuro, incluyente con todos, sobre todo.

Esto es muy pequeño, una acción en pequeña escala. No es un grito en la calle, ni una decisión de vida “radical” en el sentido de tener que cambiar el sistema de vida de la noche a la mañana, como si eso sirviera para algo. Pero es RADICAL, por que nos regresa a las raíces, y nos permite abrir brecha, y preparar el terreno para la época de lluvias.

En el taller de agricultura hablamos acerca de las semillas. Cuandoe studiaba astrología, aprendía cómo el sistema solar influía en el ordend e las cosas en la tierra. Como es arriba es abajo, dice la ley de correspondencia. Y me di cuenta de que sucede lo mismo con las plantas.

Cuando se siembran semillas de diferentes especies de plantas, juntas, cercanas las unas a las otras, se asegura la fuerza de la vida de las plantas que crezcan.

Esto es porque entre los brotes se genera una especie de competencia sana, (no es que una planta robe nutrientes a otra, sino que algunas ceden ante la fuerza de algunas otras y así). Poner especies diversas juntas además, hace que las plantas que crezcan se vuelvan fuertes. Mientras nos contaban esto, pensé que las plantas son como las personas, y su diversidad es tan benéfica como la nuestra.

Pensé en quienes durante mi vida, no ha tenido una presencia muy positiva. Las personas que me han hecho daño, y de quienes me he alejado. De todas ellas aprendí, tomé sus modelos, y sus acciones como ejemplo de lo que no debía hacer. Cosas sencillas como no ser desleal, no mentir, no ser demasiado egoístas, no tener una visión ultra racionalista del mundo, ni ser desconsiderados ni desentendidos con la realidad del “otro”.

Todas aquellas personas “negativas” en realidad me hicieron más fuerte. Las personas que me han desilusionado, me han enseñado sin querer, el buen camino que había que tomar, poniéndome enfrente un camino que no quiero que sea el mío. Y sucede lo mismo con la depresión que tuve. Sin ella, no tendría elementos para saber por qué debemos ser compasivos. Ni podría apreciar la paz en el corazón de ahora. Ni habría criticado tanto al sistema, para poder hacer lo que ahora; saber que si critico, señalo, distingo, tengo la RESPONSABILIDAD de proponer algo, y de trabajar por ese algo.

ASí que en general, hoy me sentí muy agradecida con la vida. Por las personas que ha puesto en mi camino, las positivas y las negativas. Y por todo lo demás. Sigo sintiendo que acabo de llegar al mundo, y cada segundo es una experiencia sumamente extraña, estar vivos, pensar, actuar. Amar.

🙂

Anuncios

Un comentario en “Entre la realidad y las utopías.

  1. Que chidas reflexiones, aunque al tomatel le gusta crecer solo, si esta compañado por ejemplo de frijoles los extrangulará en las raíces y adió frijoles, ocurrió en mi huerto, en cabio se llevan bien con la albahaca.

Have you been there?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s