Elegía

Alguna vez elegí no volver a subirme al barco del placer estético. Es superficial -me decía. abandoné la literatura por eso. Pero detrás había otra historia, una más regodeada en la estética que cualquier disertación que pudiera hacer acerca de no importa qué obra. El amor-muerte. Campbell desentraña la constante en la historia de la mitología y el simbolismo en el arte a través del tiempo, y uno de los aglutinados arquetipos que más se presentan en todas las obras es la resurrección através del amor, y a través de las pruebas de muerte a través de las cuales el amor se manifiesta.

“Muerte y transfiguración”,  de Richard Strauss, ¿recuerdas Sergio? sé que recuerdas todas las obras que escuchamos juntos. No entiendo la broma del destino que ahora te hace ser -de nuevo tu orden apolíneo me exaspera, tan congruente.

"El destino es momentáneo, sólo se cuaja en intervalos indescifrables. Responde a un deseo -Schopenhaueriano quizá- y del deseo cobra su forma." S.C.  Instante papel, Las ciudades invisibles, Calvino, mi locura en ciernes un diciembre del 2006. Tus manos frías y pálidas y las partículas de polvo iluminadas por el sol de la mañana, cayendo sobre la duela, pacíficas, promisorias. Jugar todo un fin de semana al hedonismo y la melomanía desmedidas.

“El destino es momentáneo, sólo se cuaja en intervalos indescifrables. Responde a un deseo -Schopenhaueriano quizá- y del deseo cobra su forma.” S.C.  Instante papel, Las ciudades invisibles, Calvino, mi locura en ciernes un diciembre del 2006. Tus manos frías y pálidas y las partículas de polvo iluminadas por el sol de la mañana, cayendo sobre la duela, pacíficas, promisorias. Jugar todo un fin de semana al hedonismo y la melomanía desmedidas.

“Diástole. Scherzo. Te eriges como un misterio entrañable, conozco tu mirada sin lentes de por medio, me gusta ahondarme en ella y sentirme imantado. Caudal generoso de mis pasiones, quiero que colmes con tu vida el surco hado de mis palmas. Te amo con devoción.”

Amar con devoción. En la fiesta que es la vida. ¿Qué nos hacía ser tan dramáticos? La ópera, el tedio que nos provocaba la vida en la ciudad, la desesperación que causa un país donde la cultura se va volviendo un tesoro exclusivo, donde resulta tan difícil ser un artista, escribir, ser poeta. Yo abandoné el barco, porque dentro de mi mundo de inicio-nudo- y desenlace, no cabía un sacrificio más. Era todo o nada Serge. Era mi drama, mi huída al mar, mi huída del mundo que amaba y que se había vuelto un infierno, era mi manera de cerrar la historia, volviéndome un personaje atormentado, insulso, devoto a un amor muerto. ¿Devoción a qué? Al concierto que fuimos. A la perfecta armonía de nuestro paso. Al éxtasis estético de compartir contigo un pequeño momento de vida.

Hablé miles de veces de veces con el mar. El mar que te llevó. Los seres profundos pertenecen ahí… tus ojos abismo, tu cabello de noche.  ¿qué tratos tienes con Neptuno que le fuiste tan fiel? ¿Por qué Neptuno cobra su cuenta a los 27? Monteverdi, Brahms, Debussy, siempre serán nuestros. ¿Cual es la belleza de la tragedia? ¿con quién voy a hablar de éstas cosas ahora? Con tu recuerdo nocturno, con la idea de que siempre supe que no era de éste mundo lo que sentí por ti. Escribo atropelladamente, reviso todas las notas después de los viajes, los dibujos, las fotos. Cambiaste mi vida porque la noche que tus ojos me trajeron se volvió madrugada, vino el día, con el día vine yo. Porque cuando me caí me dijiste que leyera a Dante, y yo te mandé al diablo, y después entendí que es normal temer al purgatorio si no se sabe que existe un paraíso, y luego, muy hacia el final, supe que desde la tierra, en el tiempo mundano de los hombres podemos prefigurar la dicha del final, unos instantes, dentro de algunas pequeñas muertes.

“Y ella, tras suspirar piadosamente,

me dirigió la vista con el gesto

que a un hijo enfermo dirige su madre,

y dijo: «Existe un orden entre todas

las cosas, y esto es causa de que sea

a Dios el universo semejante.

Aquí las nobles almas ven la huella

del eterno saber, y éste es la meta

a la cual esa norma se dispone.”

Dante Alighieri

Nunca pude hacer más que sublimarnos. Las últimas veces que hablamos me decías cosas como; “Sé fuerte Isa. Cada paso que das te lleva hacia tí misma. ”

¿Cómo se mueren los amantes?
¿Cómo es que se desgajan las ramas en invierno ?
¿Por qué duerme la vida en el nido del silencio?
¿Por que no toco aquello que me toca ?

Sigo escribiendo tropezadamente, no entiendo la vida ni la muerte, aún desde del desconcierto te presentas como un ser vital, quisiera poder cumplir con los proyectos que tuvimos, a tu memoria, y volverme esa ola de catarsis y espíritu transfigurador  con la que tanto soñábamos.  Si sigo las señales, ahora estás en el paraíso, antes que muchos de nosotros, así que sólo me queda seguir contigo en mi corazón, como el eco de una canción de la que fue muy hermoso formar parte.

Que el universo te abrace de vuelta amorosamente. Que todas las semillas que sembraste florezcan, -ya florecen. Que haya más almas en el mundo como la tuya. Que Dios te cuide y te bese en la frente. Gracias por todo tu amor y por tu espíritu. The lord is our shepherd, we shall not be in want…

Isa

para tí Serge…


					
Anuncios

2 comentarios en “Elegía

  1. Compartir mi trabajo con él siempre fue un privilegio, y me queda la recompensa de haber sido juntos una sola voz, un mismo ritmo, un mismo sonido, y de saber que por un instante extendimos nuestras notas hacia la infinidad. La vida de una persona tan querida tocó a muchas otras con su tan artística manera de vivirla, y los que tuvimos el privilegio de compartir con el un pedacito de su existencia estamos de luto, desconcertados. Este es el instante justo en el que el espectador ha terminado de presenciar una gran obra artística en vida, donde sabe que vendrán los aplausos ante una muestra de talento, pasion y tenacidad única, pero en el que es necesario permanecer en silencio previo por el asombro de haber sido testigo de una interpretación invaluable e irrepetible. Vendrán los aplausos, que por supuesto son mas que merecidos, pero por ahora solo puedo permanecer en silencio, pues el silencio que existe entre el final de la interpretación y los aplausos, no es mas que un breve luto ante una gran obra que ha terminado y que solo seguira viviendo en nuestra memoria.

    Que en paz descanses querido amigo.

Have you been there?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s