Estos días

Me estoy recuperando de haber pasado unos días conociendo las luchas de muchas personas, periodistas, organizadores comunitarios y luchadores sociales de muchos países en un lugar utópico en medio de un sentimiento generalizado de lucha animosa y una esperanza de hierro. Digo “recuperando” porque existen dos sentimientos muy fuertes contrastantes, por un lado está el enojo que causa saber que en muchos países existen injusticias tremendas, pobreza, hambre, muerte, dolor e indignación, y por otro lado está el ánimo que nace de la inspiración que me provocó conocer a éstas personas que no se rinden aunque el panorama no sea siempre esperanzador.

Siento que no veo el mundo como antes. La realidad es peor de lo que pensamos. El trabajo que tenemos que hacer si queremos vivir con dignidad y sobrevivir al caos participando de manera activa y creativa es más grande, sí, pero el compromiso que se requiere para ello no es un problema.

Las personas que dudan en involucrarse con los movimientos, las luchas, las nuevas propuestas y la construcción de “otra realidad” , no saben cuanto ánimo alegría y pasión existen en la labor. Cuando se ama la vida es imposible no luchar para defenderla. El mundo allá afuera duele, duele mucho, pero millones de personas tienen fe, y pueden comprometerse a buscar otro.

En los últimos años mi postura ante lo que sucede afuera ha sido pesimista-realista. Yo creo que el mundo se fue al carajo. Hay demasiada gente ignorante. Hay demasiado dolor. Hay demasiada inercia. Esto no es una razón para no hacer nada, porque yo creo que la resignación no es digna, y como ser humano, si me quitan mis derechos y me arrancan la esperanza al menos me queda la dignidad. Por eso quiero hacer algo. La Escuela de Periodismo Auténtico me enseñó, entro muchísimas otras cosas que la lucha sigue, y no se cansa ni se resigna, y lo más importante; con tanta esperanza en los corazones de tantas personas tan distintas buscando lo mismo, mi corazón sólo puede sonreír. No puedo seguir siendo pesimista, tengo demasiada admiración por el mundo y por las personas para eso.

En cuanto entienda mi nuevo cerebro les cuento más…

Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad México

Anuncios

Have you been there?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s