Desayuno en shock

Hoy leía los periódicos mientras desayunaba, indignada sí, pero no sorprendida.

Gandhi dijo a la gente cuando hablaba en las plazas públicas;  “Debemos remover el odio a los británicos de nuestros corazones. Al menos, en mi corazón no hay tal odio. De hecho, yo soy ahora un amigo más grande de los británicos de lo que lo fui nunca.”.

Hoy despertamos con la noticia de que Enrique Peña Nieto ganó las elecciones. Horas antes de que terminaran los conteos por parte del PREP los medios de comunicación anunciaron su victoria, incluso en las primeras planas impresas de diarios como El Universal se podía ver la cara de Peña Nieto.

Era obvio que iba a haber un fraude, diga lo que diga el IFE, su infraestructura y sus mecanismos de protección de las boletas y vigilancia de los comicios fueron totalmente caóticos y fallidos. Pero no hablaré más de eso, ya todos lo sabíamos, esa victoria se decidió desde hace años.

Todos estamos enojados, muchos lo estamos desde hace mucho, pero hay una realidad dura detrás de todo esto, y no nos gusta aceptarla.

Cuando Gandhi dijo eso a las multitudes también dijo:

“No odiaremos a los ingleses por quitarnos nuestros derechos, porque nosotros mismos se los permitimos. “

Y hoy en México vivimos esa dolorosa realidad. Cuando hay personas que viven sus vidas entregadas a la lucha y se les tacha de radicales, inconformes, “activistas”, quejumbrosos, vemos la enfermedad que ocasiona el cáncer de la corrupción, el saqueo y el autoritarismo. El sistema funciona tan bien que cuando existe un disidente se le tacha de “revoltoso”. Cualquiera que cuestione al sistema ya tiene un nicho preparado para sí, el infeliz, el loco, el aburrido. Cuando tachamos y estigmatizamos a la lucha, o la deslegitimamos, estamos sirviendo al amo opresor que nos priva de la libertad poco a poco.

Muchos hemos hecho eso en los últimos años. A veces no concordamos con una lucha porque “no nos representa” porque no nos convence. ¿Estaremos durmiendo? A veces llego a mi casa tan cansada que reconozco que me importa un pito la gente, el mundo, el porvenir, entiendo a quienes tienen estilos de vida agotadores y no pueden dar más, no pueden despertar, sentir empatía, superar su destino anímico posmoderno.

Pero hay quienes tienen todo resuelto, que tienen tiempo de pensar, pero la comodidad poco a poco nos ha adormecido, el ritmo del mundo nos arrebata el valor de defender nuestras ideas y la dignidad para pensar que quizá no vamos a cambiar el mundo, pero haremos todo lo que esté en nuestras manos por intentarlo. Hay muchas formas de lucha, sí, pero en este caso, hoy, los medios han sido responsables de la manipulación de la gente para darle poder legítimo a un sector nocivo para todos nosotros. Lo vimos claramente por la noche cuando todos los hipócritas que trabajan en los medios se bajaron los pantalones ante Peña Nieto y prácticamente le entregaron en charola de plata la victoria. Aún así, hay quienes no entienden de qué se trata el movimiento YoSoy132.

Hoy lunes, desmoralizados desde nuestra vidas cotidianas, vemos el precio de desentendernos de la vida social y política de nuestro país. Yo personalmente creo que debemos entender el mundo y participar en el aunque no nos gusten sus reglas, o permitiremos que otros lo construyan con sus conceptos, sus ideas, sus leyes, sus prohibiciones, sus abusos, su tortura.

Hay seres maravillosos que se piensan inútiles para cambiar el mundo. Y es normal, porque hay miles de cosas que tenemos que hacer en conjunto, y el mundo y la escuela nos han enseñado a trabajar como individuos, y a pensarnos aparte de todo lo demás.

No dejemos que el mundo lo construyan sólo ciertos sectores. Si no hay movimientos que nos representen comencemos otros, tengamos el valor de desafiar nuestra predeterminación social, que nos condena al sillón, a la soledad de la crítica individualista y la inacción colectiva.

-No odiaremos a los medios que nos manipularon, ni al poder que robó su lugar en el gobierno. No odiaremos a los que abusan del poder que les conferimos no participando activamente, porque nosotros con nuestra apatía se los hemos permitido. Nadie nos ha robado una democracia que no hemos tenido el valor ni la convicción de construir.-

Y no los odiaremos porque somos seres creativos y tenemos la capacidad de construir alternativas, así lo haremos, y festejaremos mientras trabajamos en ello.

Este fue mi post en shock del lunes 2 de julio.

Anuncios

4 comentarios en “Desayuno en shock

  1. Tienes toda la razón, y si bien la decisión tomada por los que no votaron con conciencia y previendo el futuro que les depara a ellos y a su estirpe, nos han puesto la soga al cuello a todos los demás que tratamos de salvaguardar la soberanía y verdadera democracia. Las esperanzas más grandes se fueron, pero no retrocederemos en la lucha del día a día.

    Que Dios bendiga nuestro país.

  2. Simplemente a los otros partidos no les alcanzaron los votos para ganar y punto respeten no se vale confundir a la gente así es la democracia se gana y se pierde. Ahora solo hay que trabajar y exigir nuestros derechos pero si la mayoria gano eso se debe respetar.

    1. Déjame decir que tienes razón al escribir que la democracia es un ejercicio donde la mayoría de los votos obtiene una validez, pero si no te has enterado, hay una infinidad de irregularidades que fueron denunciadas a la FEPADE y por medios electrónicos como el irregular conteo del PREP y grupos de personas que entorpeció la jornada electoral. Además de las evidencias mostradas acerca del compro de votos a cambio de dinero en efectivo u objetos condicionados. Hay que informarse un poco más.

Have you been there?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s