Mujer pájaro

click para escuchar

Se abrió el telón.
Una voz dulce surgió de los silencios.
Todo sucederá en tu imaginación.
Cierra los ojos, o no, mejor déjalos abiertos.
El vestuario será creación tuya, la coreografía…

Hoy le doy fondo al rostro de un viejo cuadro.
Rojo como los días futuros, reticente al gris opaco,
la mirada oscura es fuerte como las heridas, y los abrazos.

El aire que entra por la ventana es fresco y anuncia el verano,
viene colmado de riachuelos y zonas lacustres.
Si canto al viento húmedo, viajaré eternamente como gota de música mujer.
Traicionaba al amoroso aroma
diluyéndolo en ese vaso envuelto en servilletas costumbres,
todo el vino vivía a oscuras,
añejando la vida en la avaricia de guardar su bouquetpara el final.
¿Pero qué final ? ¿ quién iba a beber mis ansias de perfume ?
cómo honrar a Dionisos siendo elixir en un templo desnudo de parras o de flores,
pulcro de errores, alzado para Apolo?
A veces quisiera recordar como cantar a Apolo,
retornar a la jaula de oro amable,
y silbar hasta el fin, una armonía perfecta.

Pero las aves del paraíso no tenemos espacio en esas jaulas,
nos has dejado, ¿ves? hombre,
cuando te lanzaste al vacío del albedrío
y tu conocimiento no era más la filosofía del agua que corría salvaje,
ni la ciencia del incansable entramado de raíces de sauces alfombrando los suelos.

Han malversado la anécdota.
Antes de que me volviera pájaro de nube y vino, era tu amante,
cuando viste vertida tu líquida semilla en mi espíritu encontraste el edén.
Amándome volviste atrás, y vimos Dioses sempiternos en el reflejo del río,
que estaba quieto.

Viéndonos a los ojos explotaron los cielos, y el agua y el aire empezaron a correr.
El grito del amante fue el primer nombre, el gran grito…

Encontramos otro universo en mis entrañas,
y en las tuyas como flores que crecen y mueren en un día,
y frutos que obedecen a la única ley, la del deseo.

Pero el hombre, el nombre, el hombre que habíamos pronunciado se volvió en contra nuestra:
Orden! – nos impuso.
Las palabras por eso se han vuelto tan potentes,
la primera ya era premonición del mundo.

Aunque el mundo sea hijo de la madre paraíso.
Pero es por eso que soy palabra pájaro,
y no letra de molde.
Soy libre en el amor y ése es mi único conocimiento.
La ley razonamiento siempre estará enjaulada, quizá,
aunque su jaula sea este mundo planeta tierra, de oro, o de pesadumbre.
Orgullo soberano de brillar … hipócritamente desde arriba.

Embriagar me dijeron, me nombraron, vuelco en hoguera la existencia.
Temen por mi libar locura y mirar concupiscente.
Porque viven del miedo y mueren olvidando el amor.
Debía ser derramada en otros valles,
correr en la cuenca de miles de cañones,
y adormecer conciencias, o despertar espíritus.
Desgarrar velos.
Debía estar como ave de Dionisos, a la altura de mi destino de poeta, sobre el suelo

Así salto las últimas cuerdas que convierten la cordura en curva lumbre eterna,
abismales pupilas.
Cantaré en nombre de la vida aunque guarde silencio.
No soy la misma, soy aquí mismo parte del encuentro,
escritura informe vientre que exuda almas en concierto.

Eco del mundo, gran grito madre nuestra. Errar el paso; en la caída el vuelo.
Jamás tropiezo, Soy una equilibrista

Ahora vuelvo a ser ave, y noche, y equilibrista nuca caes,
tu sabes celebrar la vida, bailando.

Anuncios

Have you been there?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s