Es una trampa

Ayer anduve un rato en un centro comercial buscando una sola cosa. Ya sabemos cómo acaba la historia. Pensé que podría calmar mi culpa, y que hoy me despertaría como si nada, y que todo en el mundo iría bien. Pero no es así. Miles de bebés foca han muerto al otro lado del mundo gracias a mi acción de comprar un suéter semi barato. Miles. Y yo soy responsable. Y lloro por eso.

Sólo tengo un comentario ácido al respecto, y es que nunca había pensado cuánto estamos inmersos no en la cultura del consumo, y no en la cultura de la belleza o la búsqueda de aceptación del otro, sino que la mayoría de las cosas que estaban a la venta eran para mujeres, es la cultura de los objetos femeninos al acecho!

Lo que me hace pensar que la moda es una trampa maldita que distrae al sexo femenino de las sociedades de quehaceres más útiles para el mundo. Si las mujeres dejaran de preocuparse tanto por su apariencia…

Utilizarían el tiempo en otras cosas como por ejemplo leer libros o construir máquinas, o planear cosas importantes. Los señores no imaginarían que sólo les queremos gustar, “es todo lo que queremos en la vida”, como se hace evidente cada vez que en la calle nos dan su opinión sobre cómo nos vestimos.

Uno se tarda demasiado yendo a comprar cosas. Ese tiempo podría aprovecharse para otras tareas más socialistas.., como picarnos los ojos, o venir a escribir en un blog vayaustedasaberporqué.

Mientras subía por una de las escaleras eléctricas una mujer le decía a lo que imagino era su marido, o pareja, que había visto unos zapatos hermosos de color no sé qué y que .. tenía toda una presentación y justificación para que su marido se los comprara. Yo puse cara de feminista aterrorizada y salí huyendo.

Y bueno ya, no se me ocurre nada más por ahora, pero qué tedioso es tener que elegir entre tanta cosa. Para los obsesivos compulsivos es una tortura. Me gustaría que hubiera una tienda donde sólo hubiera una cosa de cada una, y ya, no tener que elegir. Una sola marca y ya. Un jabón. Si ni necesitamos tanto…

Eso de las compras es una trampa. También la navidad es una trampa.

Por eso pronto hablaré de los mercados de redistribución un generoso concepto que recién descubrí.

Anuncios

Have you been there?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s