Rutas paralelas

Richard Swanson

Richard Swanson y Mauro Talini tienen un par de cosas en común.

Ambos tenían la intención de hacer recorridos inusuales por carreteras que atravesaban países enteros, el primero  pateando un balón, el segundo en bicicleta.

Ambos murieron esta semana.

Mauro Talini murió el lunes 13 de mayo al ser atropellado por un camión de carga en Trincheras, Sonora. Richard Swanson falleció el día martes 14 de mayo tras ser atropellado por una camioneta en Oregon, E.U.. Detrás de sus largos recorridos, bien documentados a través de internet, habían intenciones humanitarias. Mientras Talini intentaba ser un ejemplo para promover la salud mediante el ejercicio en pacientes con diabetes, Swanson buscaba llevar balones de fútbol a países pobres.

Esto bien puede ser una fugaz coincidencia. Mi maestra de astrología, con quien estudié hace más de diez años, me diría que Urano y Plutón tenían una tensión muy grande. Yo pensaría en el presente, lejos de incluir las influencias planetarias en la ecuación, que cada día mueren miles de personas en las carreteras. Y no sólo mueren arrollados, y no todos tienen pasaportes, ni visas, y sus heroísmos no radican en documentar las condiciones extremas y poco usuales de sus rutinas y sus métodos de viaje, sino en poder tomar agua, comer cualquier cosa, y sobre todo sobrevivir al clima extremo, a la policía de las fronteras y al rezago.

Yo pensaría que esas dos muertes son una pena, como cualquier otra muerte en el mundo. Es una coincidencia doble que dos seres humanos con deseos positivos e inspiradores mueran la misma semana. Ambos atropellados.

Y entonces de repente me parece una coincidencia 214 millones de veces más grande que otras personas emigren de sus lugares de origen. Es una coincidencia la mitad de grande, que sean mujeres las que abandonan sus países. Detrás de sus historias no hay una documentación precisa hecha con cámaras digitales, no hay computadoras para comunicar el avance de sus trayectorias, ni tienen páginas de facebook para avisar a sus amigos y familiares que ya es de noche y ahora dormirán heroicamente bajo las estrellas.

Hay diferentes tipos de movimientos. Algunos nacen del ocio, del deseo de conocer otros rincones, otros de la rutina, las visitas, los matrimonios, el trabajo. Otras es la necesidad, el hambre, la precariedad de sus posibilidades, y la desesperación de la vida que no eligen vivir a manera de héroes.

Los sinpapeles, los que transitan, y se encuentran solos a mitad del campo-desierto-bosque, los que viajan adentro de las camionetas, bien podrían ser, como lo han sido todas las migraciones en la historia un éxodo que se transforma todos los días, en el mundo que somos. Si hoy me acerco a investigar sobre la ruta de la seda, los pueblos y las religiones, las especias y las postas, las provincias del imperio romano, las colonizaciones, noto cómo somos producto del movimiento. Los abuelos descendientes de esclavos, que nacieron de esclavos que nacieron en África, los que se bajaron de barcos, y allá afuera, el resto de los glóbulos humanos que fluyen por el aire y por las carreteras como la sangre de un mundo que palpita gracias a las rutas, no pueden mirarse ahora como criminales.

En un abrir y cerrar de ojos, la historia de Mauro y Richard deja de convertirse en una tragedia mayor. Son apenas un recuadro diminuto del caleidoscopio de las migraciones. Me asomo a dos historias, y al tirar del primer hilo se suelta inmenso, el tejido y el resto de las rutas. Todas las muertes son penosas. Todas las causas representan y contienen una cierta carga de valor. Siempre hará contraste con la justicia, según la imagine cada uno, la cantidad de atención que ponemos en algunas.

¿Cuáles son las rutas que no estamos mirando? ¿Qué dice la interrupción de un par de historias sobre el resto? ¿Cuál es el acto heroico que decidimos representar? ¿Qué es de la propia aventura cuando se la compara con la crudeza de la realidad?

Anuncios

Have you been there?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s