Bicis borrascosas

Hoy saqué a pasear a mi perro. En un mágico momento, religiosa y sorprendentemente rutinario, encontré a mi vecina paseando a sus cinco perros en su nueva bici. ¡Oh! sorpresa. Sé que les parecerá trivial, y bueno, pueden dejar de leer y ver las noticias o las fotos de Emilio Azcárraga semidesnudo en un momento de espiritual catarsis ahora que ganó… ¿quién? un equipo …

Pero si se quedan conmigo, ¡aquí! ¡aquí! Se enterarán del gran asunto de las bicis.

Gracias. Entonces, vi a mi vecina con su nueva bici. Les parecerá poco, a mi, que hace dos años cuando nananaquería comprarme la mía se me impedía de forma cruel y vil usar el elevador para subir y bajarla cada vez que quería rodar, a mi a mi, me pareció un milagro.

Resulta que  en mi edificio un misterioso reglamento nos impedía a todos los vecinos hacer uso de los cajones del estacionamiento para las biclas. No sabíamos por qué, pero la administradora, una especie de Grinch de la navidad condominal, nos prohibía dejar las bicicletas estacionadas. Tampoco podíamos usar el ascensor para dicha tarea. Casi tampoco podíamos ni bajar las bolsas del super del coche y dejarlas tantito afuera, los paquetes de DHL los regresaban los veladores asustados, bueno, una injusticia profunda, del tipo renunciaCalderón.

Después de mis dos o tres intentos por romper las reglas decidí llena de alevosía hacer uso de la mágica herramienta a la que la edad moderna nos deja tener alcance, no, no estoy hablando de la masturbación, estoy hablando de google.

Busqué la ley general de condóminos, y encontré la fabulosa página de la súper Procuraduría Social y entré al maravilloso mundo de los reglamentos y las leyes ciudadanas. Después de ver varias veces la palabra “asamblea” recibí una iluminación civil y decidí asistir a la próxima junta de vecinos, también llamada, ejem, asamblea. Ahí me presenté como ambientalista, (whateverthatmeans) y dejé que todos hablaran y expusieran sus inquietudes. Luego no recuerdo cómo fue, sucedió demasiado rápido pero yo ya era vocal de mi edificio y me llevaba súper bien con las demás vocales y estuve presionando a los administradores cada que los veía con que nos dejaran poner las bicis en el estacionamiento. Siempre sacaban de su saco mágico de excusas un montón de razones, -que no estaban en ningún reglamento firmado- para no dejarnos disfrutar de nuestro derecho ciudadano de sentirnos ecológicamente sanos y responsables montados en las bicis.

Entonces llegó el momento de volverme algo malvadilla. Lo admito. Y escuché todas las quejas de los vecinos, propuse que nos dejaran cambiar el reglamento, y al final, no tanto por las bicis pero sí por la presión y por haber hecho evidente la arbitrariedad de los “jefes”, los administradores se fueron.

Hubo un final feliz semi amargo, y es que nos dejaron, desde entonces, usar el estacionamiento para las bicicletas. Sólo que la administradora se fue porque la corrieron. Hoy cada vez que veo una bici ahí, quietecita en su espacio en la planta baja, siento satisfacción, pero también siento algo de pena. Me hubiera gustado que un administrador no se hubiera ido así, en medio de conflictos. Pero defender nuestro derecho era importante, usar los canales legalmente establecidos para hacer cumplir el reglamento fue gratificante. Los ejercicios democráticos son muy emocionantes y la organización comunitaria también. Mi próxima labor secreta es que nos dejen tener plantas en la azotea. Come on, es “mi” cosa. Mis plantas de ventana necesitan sol. Y la ciudad necesita más verdura.

Ya les contaré cómo sale el tema de las macetas allá arriba. Mientras los dejo con esta canción y les mando el saludo de la vecina, que como yo ya anda en bici segura y consciente de lo valioso que es el hecho por sí mismo, bla bla bla…

A una semana de este post, cuando todo iba bien. Los condóminos grinch han vuelto a molestar a mi vecina que usa bicicleta. Dicen que “estorba”. ¿Qué tienen en la cabeza? ¿Los coches no estorban? Nos estorban a todos.

Buena semana tengan todos.

Anuncios

Un comentario en “Bicis borrascosas

Have you been there?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s