Ahora que tienes 15 años

En sábado nublado, miro la niebla de la ventana y pienso en esa cosa extraña que es cumplir quince años…

La flor de la vida se abre. Te ponen un vestido de colores, quizá rosa, quizá púrpura. Te dicen que el mundo se abre también a tus pies, y el destino te recibe con los brazos abiertos. Te dicen que el amor y la magia de “ser mujer” se presentan ante tí. A veces, en los casos más extraños, que en ciertos círculos son los más comunes, te hacen bailar con un grupo de jóvenes, y se hace un brindis a tu salud.

En ciertos círculos, se gastará más en tu fiesta de quince años que en la educación que puedes elegir tener. Te sentirás feliz conforme la gente a tu alrededor te reconozca hermosa, gentil, dulce y bella. Amorosa y sensible. Como una mujer debe ser…

O eso es lo que te dicen. Sweet Love Wallpapers (15)

Si yo pudiera decirle algo a quien cumple quince años… creo que le diría que la fiesta tiene poco de fuerza en su destino. Es una costumbre extraña para mi, aunque una parte de mi familia la consideraba importante y digna de sueños e ilusiones, a mis catorce casi quince tenía poca fuerza. Pero entiendo que es parte importante para otros. Que mi visión es limitada, es la mía. Pero de todas formas, lo que le diría a una niña de quince años, no tiene que ver con fiestas.

Le diría que ser mujer es maravilloso. Y mágico. Eso es cierto. Eso nos dicen de niñas, eso es verdad. Pero ser hombre (no lo sé) también debe serlo.

Le diría a una niña de quince años que nos tocó nacer en una época efervescente, en donde si somos creativos podemos alcanzar ser y hacer cualquier cosa, y sin embargo, ser mujeres y no saber la fuerza que ello implica (tanto como ser hombres) va a determinar el grado de libertades y la medida de las felicidades a las que tendremos acceso.

Yo cambiaría el escenario de una fiesta de quince años para esta reflexión con la imagen de un libro abierto que está delante tuyo. Le quitaría los accesorios de color de rosa y le pondría enfrente otras cosas. Libros. Muchos libros, y canciones poderosas. Le agregaría una lupa que me dejara entender mejor las películas y las revistas que por ser mujer se tiene mayor tendencia a visitar.

El amor romántico de las películas de Disney no es real. No hay un príncipe que vendrá a salvarte de nada. La felicidad tampoco llega con un noviazgo, ni con un hombre, ni con un matrimonio. Es decir, si eliges algunas de esas opciones, o si eliges una novia, o una esposa, es probable que la felicidad no dependa sólo de eso.

No puedes amar a nadie sin amarte a tí misma. Sin tener, antes que un proyecto de pareja, un proyecto de vida. sin que te emociones como una loca por tu propio camino, y lo persigas sin que importe lo que los otros tendrán para decirte.

Puedes amar y pensar que en el “otro” en lo que eliges amar, hay una gota de dicha. Pero si no tienes cuidado y te vuelves una princesa sutil, frágil, cariñosa y tierna, como te han enseñado a ser, en vez de lo que tú decidas, quizá el amor se vuelva un diablo que te devore y te destruya.

El mundo va a decirte que formar una familia es lo mejor que pueda ocurrirte. Te tocará elegir. Si no eliges, desde tus convicciones, desde tu fuerza, desde el amor, si entras en ese mundo pensando que es la única forma de sentir amores y alegría, también puede llegar una sombra a tu vida. Un amor que te maltrate, que asfixie, que tampoco pueda amarse a sí mismo.

El mundo te hará pensar, si perteneces a ciertos círculos, que la mayor dicha está en el color rosa. Uno lo cree, si no tiene cerca otros ejemplos.

Le diría que antes de mirar caricaturas e historias que otros tienen para contar, son su voz, su vida interior, sus lecturas, sus dibujos, su inteligencia, la fuente de sus futuras alegrías. Lo que diseñe el tamaño y la forma de sus afectos. De sus sonrisas. De sus fiestas.

que puede viajar lejos, muy muy lejos. Ser un héroe en su propia historia, y amar con tanta fuerza incluso si nunca llega un príncipe.

Le diría también que por ser mujer a lo largo de su vida tendrá a su alrededor muchos ojos y voces que pondrán su energía en moldear su cuerpo y su ropa. Pero que no es la forma del cuerpo, sino cuánto es capaz de habitarlo como un espacio sagrado y propio, lo que lo volverá tuyo.

68993_10151361386931535_250043330_nCreo que le diría que hacer preguntas no es algo malo. Que cuestionar al mundo lleva adentro la fuerza de saber que se puede cambiar. aunque sea un poco. Que a las mujeres se nos mira mal si pensamos un poco más que la mayoría.

Pero que al final, hacer preguntas, aunque te haga parecer la niña “rara” del salón de clases, de la familia, te permitirá ver, años después, cuántos caminos nuevos has recorrido. Y vas a guardar tu transitar en ellos como una gran aventura. Desde lo auténtico. Desde lo que es tan fértil que puede dar a otros mucho.

Que no tiene que  soñar con las mismas cosas que su madre, o su abuela, o sus tías. Que puede admirar esos caminos que quienes nos dan la vida han transitado, sabiendo que es libre de conocer otros, nuevos, que no tienen que ser los mismos.

Que cuando se mira el pasado con amor se puede construir un futuro distinto. Que amar no es repetir historias. Que ser distinta no hiere, ser distinta enriquece.

Que defender sus ideas es importante. El mundo lo necesita. Que los miedos por decir lo que se piensa se disipan en cuanto vemos la belleza que la honestidad deja en el mundo.

Le diría que leyendo no se consigue sólo “cultura” y esas cosas que todos dicen que se necesitan. Leyendo se consiguen nuevas palabras y universos para entender la propia vida, la de las otros, y poder hacernos el universo del que queramos vivir rodeados.

Que no se tiene que ser delgada. No se tienen que tener cierta forma de pechos, cierta forma de ojos, de espalda, de caderas. Que no desperdicie su tiempo sufriendo por cosas superficiales. Es difícil. Muchas llevamos años intentando soltar esas preocupaciones, y no es sencillo. Se nos bombardea con exigencias. Cuando morimos no recordamos la forma de nuestro cuerpo, sino la forma que nuestro corazón logró forjar con quienes amamos.

Le diría que corriera y se moviera mucho. Que se tirara a la tierra y oliera el lodo. Y subiera a los árboles, y no se preocupara por cruzar las piernas (porque es malo para la circulación) aunque se nos diga que así se sientan las señoritas.

Le diría que el sexo es hermoso cuando se vive desde un cuerpo que se habita con el alma. Que es el alma adentro lo que juega. Que es divertido, luminoso, pero no es cualquier cosa, y lo sagrado necesita atención, cuidado, protección. Conciencia.

Que menstruar no tiene que doler. Que las toallas higiénicas no son lo mejor para su cuerpo. Que se toque. Que se toque todo lo que quiera, sin culpas. Porque es la dueña de su cuerpo. Que use una copa menstrual, o que lo pruebe. Cambia la vida.

Le diría que hiciera lo que quisiera pero que usara por favor condón. Su vida será más libre, más feliz, si ser madre es algo que llega cuando se desea. tumblr_lcu61dRW521qdl960o1_500

Le diría que si siente que nadie la comprende, sea fuerte, y resista, que ser oveja negra es como ser el patito feo. Hasta que uno se encuentracon su manada de cisnes que lo entiendan, cuando se convierte en lo que realmente puede ser, es que se siente incluido. Que confíe, que aunque se tarde en llegar, la manada de hermanos llega.

Que busque ayuda cuando lo necesite. Porque el mundo la necesita, y mucho. Que todos necesitamos hombres y mujeres que conozcan el precio de ser hombre o mujer. Necesitamos dejar atrás las formas que han provocado tantos corazones rotos, moretones, y sangre que no tiene sentido que siga corriendo.

Que en tu fiesta de quince años puedes llevar el rosa encima. Pero tener adentro otros colores. Otras promesas, y otras semillas. Y sobre todo,

Que no dejes que el mundo con su inercia te domestique.

Anuncios

Un comentario en “Ahora que tienes 15 años

Have you been there?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s