Aprendiendo de productores locales

Participar en la construcción y sostén de una comunidad creativa puede cambiar tu vida. O al menos eso es lo que me dijo Víctor, un productor de hortalizas orgánicas locales que forma parte de una iniciativa en Tlalpan que lleva dos años abriendo un espacio de comercio justo y cuyas prácticas solidarias lo distinguen especialmente de entre muchos otros mercados orgánicos del D.F.

En estos días he empezado a trabajar con productores locales del Mercado Alternativo de Tlalpan, el espacio ciudadano del que les hablo. Se trata de un mercado que lleva dos años montando cada fin de semana  reuniendo a productores de hortalizas, alimentos preparados, soluciones ecológicas cosméticas, higiénicas, domésticas y más.

12047069_10153604554173058_2427571356516853268_n

Me llevé una sorpresa. Organizar la información de sus productos es la tarea. El taller de Canvas sirve para eso, recordar qué ofrecemos, cómo lo concebimos, cómo lo entregamos, y qué valor aportamos al mundo. Tener eso bien claro es fácil al principio cuando iniciamos un proyecto pero conforme pasa el tiempo las necesidades atraen nuestra atención y dejamos de lado esas certezas.

Así que en el taller hablamos de nosotros y de lo que hacemos. Conocí a Socorro que tiene un negocio familiar de cultivo de setas y alimentos a base de ellas, a Vicente que produce cosméticos naturales amables con el medio ambiente y con las personas, a Víctor que tiene un huerto orgánico al sur de la ciudad y a Benny que produce yoghurt orgánico también.

Todos estos proyectos tienen en común varias cosas: que contemplan la amabilidad hacia las personas que consumen sus productos (no les llamamos clientes porque son amigos, compañeros, seres humanos), el impacto ambiental que tiene su producción y consumo, y el tipo de relaciones económicas que establecemos. En concreto, que lo más importante para ellos no es el dinero, sino las personas y el mundo en que vivimos. También el dinero y la abundancia es importante, pero no es el fin último, que justifica cualquier medio.

El Mercado Alternativo es además de un punto de venta un espacio de aprendizaje colectivo. En cada edición del MAT hay pláticas, eventos de música, arte, talleres y conferencias sobre muchos diferentes temas. Desde alternativas para una vida más saludable, ecológicas, pasando por difusión de causas sociales, problemas de la comunidad y más. Y eso, junto con la constancia de sus productores ha hecho que la comunidad se fortalezca, y que la convivencia y las posibilidades que emanan de ella sea uno de sus elementos más importantes. Se trata de autoemplearnos, de mejorar la forma de producir y consumir, pero también de dar lugar a la convivencia para que pueda suceder la solidaridad.

1292811_orig“Poder volver al centro de mi mismo”, como dijo Víctor, “y reencontrarme con lo que quiero hacer y como quiero vivir” es uno de los legados de la comunidad del mercado. Llegó a vender las hortalizas con una visión convencional de negocio, pero conforme pasaron los meses esta visión fue cambiando. En otros mercados orgánicos debes contar con una certificación (muy costosa) para poder formar parte de ellos. En el caso de Víctor la conciencia y las prácticas solidarias fueron llegando de la mano de la convivencia de la comunidad.  Probablemente sea difícil describir todo lo que implica levantar el proyecto de un mercado que no está fincado sólo en el interés económico. Pero es un gran esfuerzo. Es un reto salir de los mitos de la forma de hacer “negocios” convencional del modelo neoliberal, y este tipo de espacios representan una de muchas posibles salidas de ese modelo, el de la economía solidaria.

Puede haber mucho miedo en sacar un pie del mercado como lo conocemos, pero hacerlo en comunidad facilita la transición. En este camino, el de la autosuficiencia, la producción local, el comercio justo y directo, el intercambio de bienes y servicios tenemos que empezar a reconstruir nuestro concepto de solidaridad. La solidaridad no puede ser eso que hacemos cuando hay problemas y hay que salir a “ayudarnos”. En un contexto donde nos sabemos partícipes de una transición urgente hacia nuevos modelos de vida, la solidaridad debe estar presente en muchas áreas cotidianas, en cómo aprendemos, compartimos lo que sabemos, crecemos como negocios y proyectos y encaramos la vida. Cuando sabes que tienes una comunidad a tu respaldo dejas de tener miedo, y la parálisis que caracteriza la vida en una ciudad, se esfuma.

Como esta hay muchas otras historias.  Me gusta poder acercarme de esta forma a las personas con proyectos para cambiar el mundo. Todas tienen mucho corazón detrás, no puedo imaginarme ya, haciendo nada en lo que no pueda buscar y encontrar el valor emotivo. Mi corazona brilla cuando decido mirar así y me siento agradecida por poder ser testigo de su crecimiento.

Pueden visitar el MAT todos los sábados: Triunfo de la Libertad #9 bis, Col. Centro, Tlalpan
 Ciudad de México, D.F. a dos cuadras del centro de Tlalpan.
Si llegas en transporte público el Metrobus más cercano es Fuentes Brotantes, de ahí caminas dos cuadras por la calle de Calvario, la cual se convertirá en Triunfo de la Libertad.

Comprar en el MAT es apostar por que otro mundo sea posible.

http://www.mercadoalternativodetlalpan.com/ 

Anuncios

Have you been there?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s