Cosas que me han salido muy mal

La escuela

Sí. Lo recuerdo bien, era el verano del 92 o casi el verano, y yo estaba en segundo de primaria. La moda era que las mujeres usaran el tinaaapelo esponjado y grandes hombreras, junto con horribles cuellos ridículos de encaje en sus vestidos pomposos. Tenía una maestra que no recuerdo cómo se llamaba. Ah, la miss Beatriz. Era una escuela católica, el único año que pasé en una escuela privada, y en donde descubrí que eso de los pupitres y el recreo no eran para mi. Había un grupo de niñas “nice”, más nice que yo obviamente porque se iban de vacaciones a NY y a cada rato iban a Reino Aventura. La niña mayor se llamaba Maru, y era la sobrina de la directora. Entonces todas las demás niñas lo reconocían y se comportaban como lo que yo llamo “tensión superficial” porque actuaban como todas tensas para caerle bien, eran superficiales y se organizaban como un fluido pegajoso entorno a Maru. Ella no era muy lista y aún así sacaba las mejores notas. Maru, si me estás leyendo, espero que no seas diputada ni algo que hayas conseguido gracias a ser la hija de la directora. Porque eso es malo Maru. Y no te van a traer cosas padres los Reyes Magos.

Bueno, volviendo al tema, supe que no sería buena para la escuela ese año por varias razones. Descubrí que tenía atención dispersa, me bajaron puntos por tener mi pupitre todo desordenado (aún cuando tenía libros de inglés y francés de secu de la biblioteca porque quería aprender más rápido) y nunca valoraron mis obras de arte alternativas, como la bola de papel de baño con colores neón que hice una vez en clase de artística. Recuerdo ir caminando en la calle con mi mochila de colores y mi papá de la mano, tener el ceño fruncido, y pensar: “esto no tiene buena cara”. Y sí. Todo salió mal después.

Las fiestas antes de los 30

Espero que la vida no les haya castigado alguna vez con una de mis fiestas en el pasado. Tenía miedo de destramparme demasiado y me contenía mucho. Si alguien se divertía en mi fiesta lo veía feo. Deambulaba revisando que todos tuvieran comida porque si dejaban de comer… podían darse cuenta de que todo era aburrido.  Pero todo eso ha cambiado. Ahora ya no le reviso la ración de comida a nadie, y confío en el maravilloso poder de cada quien para proveerse de cerveza.

Tinder

Esto se morían por saber. Una vez usé tinder, sí, estaba aburrida en un momento de mi vida, pasaba mucho tiempo en una oficina y acababa de adquirir un teléfono inteligente. De pronto alguien me contaba de cómo le iba en su tinderlife, y yo pensé que sería un “experimento” así que subí mi foto y voilá, match match, feo, feo, feo, jamás, mm tal vez, tal vez, no, sí, claro que sí!, ¿dónde firmo?, oops, amigo de mi amigo, oh por dios, un ex novio, jaja, “ese wey tiene tinder”, y sí, y no. Sentí varias cosas. Pena por mí misma, pena por mi morbo, pena ajena, ganas de asesorar a algunas personas en imagen, y cosas feas, muy feas. OK, tal vez deba arruinar el relato de una vez: no, nunca salí con nadie de tinder. Pero es sorprendente como experimente entrepelégique. Primero, es obvio que salimos con gente porque se VE bien. Ya, hay que admitirlo, sí, es superficial, pero no, no nos gusta la gente que no nos gusta cómo se ve. Luego, por lo que supe, lxs chicxs pues no es que busquen al amor de su vida en tinder. Es como sacar ropa del clóset y usarla, y luego lavarla o regalarla. De repente los matches salían con cada cosa barata para salir… uno me dijo que tenía un nuevo xbox en casa. Ternurita. Que si no quería ir a jugar. Otro me dijo que si quería ir a su depa, así: sin hola de por medio, ni “qué haces”. “Vienes a mi depa”. Bueno, ¿alguien cae en serio en eso? Otro, uno muy gracioso, me mandó varias veces su mismo mensaje de cajón. Creo que ponía copy paste en sus conversaciones sin fijarse si repetía, quizá estaba drogado. No terminé de entender esa lógica, igual, yo sólo estaba jugando, alimentando el ego con matches que nunca serían. Y luego era raro adoptar tinder en la cotidianeidad con las amigas; oír cosas como el típico “¿tienes un tinder que no uses?” ,  o que tus amigas te pidan que les cuides el tinder mientras van al baño, o que antes de pasar a ver al enfermo dejes el tinder en la entrada. Y así hasta encontrar en el restaurante letreros donde dice: “se aceptan tinders de despensa”, “deposite su tinder usado en la basura” y “¿quiere ración extra de papas en su tinder?”. mejor le quité las notificaciones al cel, luego mejor me borré. Ni rastro quedó de aquello, excepto ese que algunos me contaron que guardaron como captura de pantalla para constatar (o acusarme) que estuve ahí. No sé, tal vez estoy chapada a la antigua, pero no le hallé magia ni sensualidad ni emoción.

Stand up comedy

Ya lo intenté. Era el sueño de mi vida. Antes de cambiar el mundo estaba ser comediante, pero es demasiado difícil. Primero, pues siempre hago chistes y nadie se ríe. Se ríen de mi, no del chiste, y tarde aprendí que no se trataba de eso. Fue triste cuando sólo se rieron de mis chistes dos veces, me había tardado semanas juntándolos, y no sé cómo le hacen, porque se me olvidaron todos y me dio miedo sacar mi cel y ver mis notas y parecerme a la señora ebria que se subía a decir sus cosas en el micrófono como si fueran interesantes. Es bien difícil hacer reír cuando se es una papa con lentes como yo. Igual se rieron, pero de nuevo, creo que era porque mis historias eran patéticas. Bleh.

También me han salido muy mal cosas como proyectos, relaciones, cuentos, grupos de trabajo, planes de vida, pasteles, platillos uff muchos, proyectos de celestina, y demás cosas. Pero ¡qué más da!? voy a seguir haciendo como que no se me quemó el pastel, no rompí nada, no arruiné nada, no herí a nadie, y la vida empieza cada día.

De cicatrices puedo hacerme una colchita.

Anuncios

Have you been there?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s